Lover of God, wife, mother, British missionary in Peru... click here to learn more about Anna and this blog and how it can serve you.

5 Consejos para discernir la voz de Dios en los sueños

5 Consejos para discernir la voz de Dios en los sueños

kalebdream2.jpg

He descubierto que en el mundo occidental, incluso entre cristianos, no se toman muy en serio los sueños, y se asume que los sueños raros ¡son solo resultado de lo que se comió la noche anterior! Aquí en Perú, me he dado cuenta que las personas sueñan un montón, y se asume que Dios les está tratando de decir algo, incluso si no tienen idea de lo que es (o incluso ¡si es resultado de lo que comieron la noche anterior!). Entonces, ¿dónde está el balance? Definitivamente, Dios usa sueños para hablarnos en la actualidad, entonces, aquí algunas cosas que he encontré útil para discernir la voz de Dios en los sueños:

  1. Ora por sueños de Dios

De pronto sueñas un montón. O quizás, como mi esposo, apenas te acuerdas de uno que otro. Cuando empecé a escribir mis sueños, Mark y yo orábamos para que Dios nos hablara a través de sueños y que recordáramos aquellos en los cuales Él nos quería hablar. De repente, Mark comenzó a recordar ¡un sueño o dos! Nos dimos cuenta realmente que en las noches cuando intencionalmente orábamos para recordar un sueño, o pedíamos a Dios que nos hable en sueños, recibíamos sueños de Él de forma más frecuente a diferencia de cuando no orábamos ya que se daba con menos frecuencia.

2. Escríbelos

Alguna vez te has levantado recordando un sueño y cinco minutos después ¿te olvidaste el sueño totalmente? No solo escribir tus sueños te ayudará a recordarlos, sino que me he dado cuenta que esto me ha ayudado a recordar más el sueño y otros sueños que tuve esa noche, y me ha ayudado a ver de forma más clara la interpretación del sueño. Si no tienes tiempo de escribir todo el sueño, o ya es de media noche y quieres recordar el sueño pero no escribir todos ellos, entonces solo anota palabras claves para que te ayuden a recordar más tarde.

Creo que asumimos que los sueños que se mencionan en la biblia fueron todos increíblemente vívidos, acompañado por ángeles, algarabía y mucho escándalo y los podemos marcar como sueños especiales, pero no sabemos que ese fuera realmente el caso. Algunos de ellos pueden haber sido sueños ‘normales’ que el receptor tomó seriamente, incluso si ellos fueron bastante raros.

3. Discernir la fuente del sueño:

Así como los pensamientos de nuestra cabeza pueden venir de una de las tres fuentes: nosotros mismos, Dios y el enemigo, así también pueden ser son los sueños.

Los suenos del enemigo traer temor, son frequentemente oscuros, sin esperanza, y pueden estar llenos de tentación: 

Las pesadillas son ejemplos obvios, pero también he descubierto que el enemigo envía sueños acerca de las cosas que andan mal o sueños que tienen como fin perturbarme en cuanto a los eventos a aproximarse, sueños que fácilmente se pueden confundir como ‘sueños proféticos’ hasta que percibo al espíritu de temor y desesperanza en ellos.

A diferencia de los sueños llenos de miedo del enemigo, he tenido sueños donde Dios me ha mostrado o dicho cosas negativas que van a suceder, pero allí ha existido siempre un mensaje de esperanza dentro del sueño. En un sueño, Dios me habló y me dijo ‘un tiempo de persecución se acerca, pero voy a usar esto para unir al equipo en oración’. No recuerdo todos los detalles del sueño, pero el número siete también estaba allí. Compartí el sueño con el equipo y oramos juntos, durante esa semana siete ataque significativos sucedieron, incluso dos miembros de nuestro equipo fueron asaltados a punta de pistola. Esa semana obviamente no fue nada bonita, pero nos unió como equipo para orar el uno por el otro, y las oraciones diarias de nuestro equipo ahora son parte central en nuestra vida diaria. También tuvimos una percepción real: Dios nos estaba protegiendo en todos los pequeños detalles de cada ataque y esto redujo el temor asociado a los ataques, porque sabíamos que Dios tenía todo bajo control.

En una ocasión en particular, Rosa, quien vive con nosotros, despertó una mañana después de un sueño donde mostraba que uno de nuestros adolescentes había estado involucrado en un accidente automovilístico y en el sueño Rosa fue para orar por él y llevarle medicina (ella está entrenándose para ser enfermera). Después de una hora tuvimos una llamada telefónica de un familiar diciéndonos que aquella persona estaba en el hospital después de un accidente la noche anterior; Rosa pudo llevar algunas medicinas que la familia necesitaba y pudo también orar por él.

Los sueños que vienen de nosotros mismos pueden estar procesando eventos y trauma, también como reacciones al ambiente.  Ellos pueden enfocarse en nuestros propios deseos y miedos. 

Los sueños pueden ser la forma como nuestras mentes y espíritus procesan eventos y traumas, y de la misma manera, pueden ser estimulados por el ambiente. Una noche, por ejemplo, soñé en comprar un saco grueso de invierno, solo para despertar y darme cuenta que Mark ¡había sacado todas los cubrecamas!

Otro sueño que regularmente tengo en tiempos de estrés es cuando estoy tratando de empacar en el total de una hora teniendo un tiempo bastante limitado (lo menciono ya que me he tenido que mudar tantas veces) o correr para coger el tren. Se vuelve en un sueño súper estresante cuando ambos sueños se combinan teniendo que tratar cargar toda una casa llena de cosas de valor en un tren ¡antes que se vaya! Aunque esos sueños pueden ser definidos como sueños del alma en lugar de sueños de Dios, ellos son para resaltar las áreas de estrés y trauma en que necesito traer a Dios, procesarlo con Él, para que ellos puedan ser útiles de observar.

Los sueños de Dios pueden ser brillantes, llenos de color, traen esperanza, y están acompañados por un sentido de paz y quizás de maravilla: 

Ellos pueden revelar malas actitudes o perspectivas. Ellos pueden resaltar un aspecto del carácter de Dios.

He tenido sueños donde he visto asombrosos paisajes o flores en colores vívidos que nunca he visto antes, esos sueños me han dejado maravillada y anhelando por el cielo, pero ellos han sido muy raros. La mayoría de los sueños que he tenido de Dios han sido oportunidades de Dios para hablarme en situaciones que estoy enfrentando actualmente, para dar una fresca estrategia para nuestro equipo o resaltar malas actitudes en mí. Dios también ha usado sueños para hacerme orar.

Recientemente, tuve un sueño donde Mark y yo estábamos conduciendo cruzando el parque camino al aeropuerto y vimos a muchas chicas formando una fila por los árboles. Mark les ofrecía llevar en el carro, al menos a un par de ellas, pero a medida que lo hacía, algunos hombres violentos vinieron y las arrebataron. Ellos trabajaban en el mercado del sexo. Me desperté de esa sueño a las 3am y me sentí motivada para orar por las mujeres que se encuentran atrapadas en el tráfico de sexo en contra de su voluntad. Por casi una hora oré para que Jesús traiga esperanza a la vida de esas mujeres, rompa las cadenas de la oscuridad y prepare nuestros corazones aquí como ministerio para cualquier trabajo que Dios quiera que hagamos en el futuro.

4. Pide al dador de sueños que te ayude a interpretar y aplicar tus sueños.

Nuestras compañeras de trabajo Lili y Rosa sueñan también ‘literalmente’. Dios frecuentemente les muestra cosas que después toman lugar. Estoy luchando en pensar si aun una sola vez he tenido un sueño así. Incluso en los sueños donde Dios me ha hablado acerca de las cosas que van a suceder, se ha necesitado un elemento de interpretación. Entonces, cuando frecuentemente es el caso de ser la voz de Dios, necesitamos ser conscientes de los elementos de revelación, interpretación y aplicación. En primer lugar, Dios nos da revelación (sueño, imagen, versículo bíblico, pensamiento, sensación, etc.) luego viene el proceso de interpretar la revelación y la aplicación. Esta es la parte más difícil de la profecía y donde la mayoría de errores sucede (y donde aquellos que rechazan la profecía ¡encuentran más problema!) Por ejemplo: Dios puede usar el versículo ‘Te daré como herencia las naciones’ para comunicar a alguien sobre su llamado a las misiones en África, y a otra persona decirle que ore por sus prójimos musulmanes. ¡Interpretación y aplicación son muy importantes!

Interpretar sueños es un proceso que requiere una relación con Dios. No existe una fórmula o un juego de diccionarios de sueños que te dirá que significan tus sueños. Pero me he dado cuenta que Dios parece no usar un vocabulario personal de sueños que entienda más con el tiempo. Mi padre terrenal en mis sueños, por ejemplo, a veces representa a mi padre celestial. Quien está conduciendo un auto en mis sueños es frecuentemente importante y está conectado con mi familia y ministerio. (Mientras que los trenes generalmente se muestran en tiempos de estrés ¡después de todas las veces que he corrido para coger el tren cuando era adolescente!) Las personas en mis sueños son frecuentemente símbolos por sus nombres y frecuentemente descubro la interpretación del sueño, de forma personal, y se vuelven más obvias cuando descubro lo que sus nombres significan. Los números y colores son importantes también: una primavera verde representando algo nuevo y los números representando los días. Sin embargo, las cosas pueden cambiar, pero si pides a Dios que te muestre la interpretación y que es lo que se supone tienes que hacer con la interpretación (aplicación), este es un proceso que requiere un diálogo con Dios, puede tomar algo de tiempo, rendir cuentas y pedir ayuda a los otros. Pero la siguiente vez que tengas un sueño ¿Por qué primero no le preguntas a Dios lo que significa antes de que lo compartas en el almuerzo?

5. Si te encuentras en duda, retén tus sueños, espera, regresa, déjalos.

Una vez que hayas escrito tu sueño y orado en cuanto a la interpretación y aplicación del mismo, todavía puedes tener dudas en cuanto si el sueño fue de Dios o no, o ¡que significa!. Descuida ¡eso es normal! Cuando he regresado y leído otra vez algunos de los sueños de los que no sabía la interpretación en ese momento, algunos han sido irrelevantes y otros de repente se han vuelto más claros a posteriori y, me ha sido interesante ver como Dios me estaba hablando entonces, ¡incluso si no lo entendía en ese momento! Les animaría a revisar sus sueños de vez en cuando para ver si Dios enfatiza alguna cosa nueva para ti, pero si no lo hace, también es normal.

Aprender a discernir la voz de Dios en los sueños es un proceso muy ameno, entonces, espero que te hayas animado a oír esta forma única ¡en la que Dios puede estar hablándote!

Y después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán sus hijos y sus hijas, sus ancianos soñarán sueños, y sus jóvenes verán visiones”. Joel 2:28

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las cosas que me encantan de Australia

Las cosas que me encantan de Australia

7 cosas que recordar al discernir lo que Dios nos dice cuando las emociones están involucradas

7 cosas que recordar al discernir lo que Dios nos dice cuando las emociones están involucradas

0