Lover of God, wife, mother, British missionary in Peru... click here to learn more about Anna and this blog and how it can serve you.

Matrimonio – Lecciones aprendidas - Robin Burgess

Matrimonio – Lecciones aprendidas - Robin Burgess

mesdematrimoniologosmall.jpg

Este comentario es único en esta serie porque no solo es escrito por mi suegro, sino también la mamá de mi esposo Mark, la esposa de Robin, Jean, falleció hace dos años. Yo le pedí a Robin a contribuir porque su posición provee una reflexión que tal vez muchos de nosotros no pensamos de manera diaria - que nuestro matrimonio es temporal y que un día podríamos durar más que nuestro cónyuge. A veces, una mejor perspectiva nos ayuda no solo a apreciar lo que tenemos, sino también a mirar más allá de nuestras dificultades actuales. 

----------------------------------------------------

Estabamos casados por 37 años. Y habían 2 años y medio antes de el cuando nos conocimos como 'jóvenes despreocupados", antes de que la familia y las responsabilidades se convirtieran en parte de nuestras vidas. Habiendo a penas atravesado por la extremadamente dolorosa experiencia de perder a mi esposa de tanto tiempo (a penas hace un año y medio mientras escribo esto, las cosas aún son un poco delicadas pero no crudas como estas eran hace 18 meses), ¿ Qué consejo podría dar? ¿Cuáles son las lecciones que el Señor me ha enseñado?

Bueno, puedo ofrecer 2 pensamientos:

Primeramente, no es bueno tomar a su esposa o esposo "por sentado". Busque valorarlos, amarlos, cuidarlos, trate de hacer por ellos esas pequeñas cosas que les gustan, para dar así placer para ambos. (Las flores son buenas; si es accesible, los chocolates pueden ser lindos; salir a alguna parte 'especial' puede ser más apreciado.) Segundo, no importa cuanto valores a esa persona especial, asegurese de que no lo vea como  'su mundo entero': asegurese de que Jesús aún viene primero en su vida. El Señor necesita ser primero, no importa que.

Es importante recordar cosas como aniversarios, lugares favoritos para ir, averiguar lo que a "su otra mitad" le gusta - y eso es en lo que se desarrolla de manera que viven juntos: que ustedes son dos mitades complementarias de un todo. Como lo pone Génesis 2:24: " Por lo tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne." Nosotros podemos buscar hacer esas cosas que especialmente le gustan para la otra persona; podrémos ir de vacaciones juntos; podrémos valorar el tiempo que pasamos juntos (a veces nisiquiera hablando). 

Es por ello que puede ser una gran pérdida cuándo a quién usted conocía mejor que a todo no está más ahí a su lado. 

Aún así, es importante darle al otro ' espacio' cuando lo necesita, apreciando que cada uno de ustedes necesita tiempo para llegar a términos con las cosas, en ocasiones. Que aunque ustedes empiecen a pensar de la misma manera por mucho tiempo durante los años, habrán momentos en los que no estén de acuerdo. Y eso no significa que hay algo malo en su relación, sino que son, a pesar de ser "una carne", sin embargo individuos separados debajo de Dios, por que El nos ha hecho a cada uno de nosotros únicos. No hay otra persona exactamente como nosotros, o ellos. Esas diferencias pueden conducir a tensiones, ya que todos tenemos asperezas que el Señor quiere `borrar` o alisar. ¡ Y esté atento de que El bien puede usar a la persona más cercana a nosotros para hacerlo!

¿Apreciamos realmente el sacrificio que Jesús hizo por nosotros? ¿Estamos preparados para hacer eso por nuestra otra mitad también? Si realmente los amamos, ¿Entonces no es su vida más importante que la nuestra? De manera que envejecemos, si estamos creciendo más cerca a nuestro Padre en el Cielo, entonces debemos encontrar que elegimos "mejor" y menos egoístamente, y debemos hacer esas cosas que son agradables para nuestro compañero en la vida.  

Sin embargo, puede llegar el momento, como muchos lo han experimentado, cuando la vida conyugal que pensó "seguiría para siempre" esta rota, cuando uno de ustedes llevado con El y el otro es dejado. Si amamos extremadamente, deberíamos también sentir tal pérdida extremadamente. Al principio puede parecer inaguantable. Podemos saber que en el Señor, deberíamos vernos nuevamente el uno al otro un día, pero eso difícilmente disminuye la el dolor cuando uno es tomado y el otro es dejado. Como la Reina dijo en la conmemoración del "9-11" a través del embajador inglés: "El dolor es el precio que pagamos por el amor." Si amamos mucho entonces deberíamos doler mucho cuando ese lazo es cortado - aún si Dios nos dice que es temporal, y El nos asegura que deberíamos ser reunidos nuevamente con Jesús.

Asegurese que Dios es primero en su vida, y no se tomen el uno al otro por sentado.

¡Entonces el matrimonio puede ser muy bueno!

------------------------------------------------

Robin vive en Leeds, Reino Unido. El es padre para Mark y Liz y tiene cinco nietos y una nieta.  

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Dos culturas se chocan y se unen - Charmian Squire de Arevalo

Dos culturas se chocan y se unen - Charmian Squire de Arevalo

Mes de Matrimonio: Entradas de Semana 3

Mes de Matrimonio: Entradas de Semana 3

0