Lover of God, wife, mother, British missionary in Peru... click here to learn more about Anna and this blog and how it can serve you.

Dos garrapatas y ningún perro – por Ben y Deb Sternke

Dos garrapatas y ningún perro – por Ben y Deb Sternke

mesdematrimoniologosmall.jpg

Aún tengo que conocer a Ben y Deb, pero mi esposo me cuenta que ellos son asombrosos, así que me siento honrada y emocionada de tenerlos contribuyendo en la serie del mes del blog. Usted no querrá perder esta pieza, es una de esas simples pero poderosas verdades de las que todos necesitamos coger un poco: 

_______________________________________

Muchos años atrás, Deb y yo estábamos sentados en una conferencia sobre matrimonio y familia, y el orador dijo una de las cosas más graciosas y más útiles que habíamos escuchado sobre el matrimonio: 

“La mayoría de los matrimonios son dos garrapatas y ningún perro.”

Después de que superáramos nuestro shock inicial y un ataque de risa, nos enteramos lo que él quería decir. La mayoría de nosotros estamos buscando que nuestros cónyuges llenen las más profundas de nuestras necesidades, lo cual es increíblemente frustrante porque ellos no pueden satisfacer estas necesidades. Como dos garrapatas atadas la una a la otra tratando de tener vida y realización del otro, no dándose cuenta que ninguna tiene lo que la otra necesita. ¡Usted necesita un perro ahí! Una fuente de realización de la que AMBAS garrapatas puedan extraer. En la metáfora, es un perro. En la vida real, es Dios.

Deb y yo inmediatamente nos dimos cuenta de que esta era la forma en la que funcionábamos.¡Nos estábamos mirando el uno al otro por un sentido de identidad y pertenencia, pero siempre terminábamos frustrados porque el otro no tenia lo que necesitábamos realmente! Estábamos buscando obtener del uno al otro lo que solo podíamos recibir de Dios mismo.

Lento pero seguro, intencionalmente empezamos a mirar a Dios para con nuestras necesidades en lugar de tratar de obtenerlas del uno al otro. Esto nos dejo “llenos” y listos para dar el uno al otro de un lugar de desbordamiento en lugar de una posición de falta. Mientras continuábamos tratando de dar el uno al otro en lugar de obtener el uno del otro,  encontramos que Dios continuaba vertiendo en nosotros para llenar los lugares de necesidad que teníamos. 

Por supuesto que todavía tropezamos hacia atrás con bastante frecuencia en todo esto, pero al menos sabemos qué tenemos que hacer cuando vemos que empezamos a vernos el uno al otro en lugar de a Dios para que nuestras necesidades sean cumplidas.

__________________________________________________________

Ben y Deb Sternke viven en Pawley's Island, South Carolina , tienen 4 hijos y han estado casados por 16 años. Les apasiona ayudar a iglesias y líderes a aprender a hacer discípulos de Jesús. Ben tiene un blog en inglés: http://www.bensternke.com

 

Recibir nuevas entradas por correo aquí 

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Yo, Yo mismo y Yo por Naomi Bhadreshwar

Yo, Yo mismo y Yo por Naomi Bhadreshwar

¿Qué es lo que el respeto significa de todas formas?

¿Qué es lo que el respeto significa de todas formas?

0