Lover of God, wife, mother, British missionary in Peru... click here to learn more about Anna and this blog and how it can serve you.

Cuando alabar es… esa canción de júbilo

Cuando alabar es… esa canción de júbilo

Esta es la segunda parte de la serie de seis partes reflexionando sobre la adoración. Cada publicación en el blog es independiente, pero quizás quieras leer parte 1 aquí.

…esa canción de júbilo

Tengo que confesar algo. Recientemente hasta ahora, nunca entendía las canciones de ‘alabanza’. Ustedes saben a cuales me refiero: Las animadas, las canciones que hacen aplaudir a todo el mundo. Las ruidosas y enérgicas al comienzo. Nunca las vi como algo necesario: solo para calentar y llegar al asunto real: a la parte más íntima, a través de las canciones más lentas.

Ahora, algo de eso es mi personalidad, siendo introvertida, la adoración corporativa no es algo que viene naturalmente. Todo lo contrario, encuentro difícil acercarme a Dios en esos ámbitos, es más fácil para mí orar, oírlo a Él, meditar en su Palabra y reflexionar en ella estando sola tras puertas cerradas (pregunten a mi esposo, Mark, no puedo concentrarme incluso si ¡alguien más está respirando en la habitación!)

Pero mi comprensión al respecto comenzó a cambiar después de hablar con mi hermana Chloe, acerca del asunto aquel sobre las canciones de júbilo. Chloe tiene mucha experiencia dirigiendo la alabanza así que me lo explicó claro:

Ella mencionó la importancia de comenzar el tiempo de alabanza con canciones que se enfoque totalmente en Dios y quien es Él. No canciones como ‘te necesito…’ ni incluso canciones como ‘te amo’ sino que tan solo se refieran a Él. Ella dijo que eso era importante por algunas razones:

  1. Esto significa ir más allá de uno mismo y mirar más allá. Significa declarar lo que es verdad en lugar de lo que nosotros sentimos. Lo que es especialmente importante para la mayoría de nosotros quienes acabamos adorando a Dios con algún tipo de antecedentes, si es enfermedad, temor, deseos no cumplidos, las discusiones del domingo en la mañana con tu cónyuge, hijos que se portan mal, frustraciones, etc. todavía dando vuelta en nuestra cabeza.

  2. Esto nos fuerza a enfocarnos en Quien es Él antes que respondamos a Él

  3. Si tú evades completamente intimidar diciendo ‘te necesito, me encanta adorarte’, esto se puede volver superficial y no tan profundo, porque no sabemos cuan GRANDE es Dios en perspectiva, entonces, no tendremos el mismo nivel de fe para responder.

Así que, desde entonces he comenzado a dirigir la alabanza tomando el consejo de mi hermana y no solo eso, sino que ahora entiendo mucho mejor cuán importante es que nosotros nos enfoquemos en Él. Sé que es obvio en un sentido, pero con cuanta frecuencia juzgamos el valor de un buen tiempo de alabanza según lo que podemos obtener de ella, en lugar de pensar que ¿todo se trata de Él? Con cuanta frecuencia nos sentimos tentados a organizar una reunión de alabanza donde nos sentimos tan bien que abastece nuestras necesidades y preferencias en lugar de enfocarnos en él?

He comenzado a darme cuenta del poder al declarar corporativamente lo que sabemos, (pero que rápidamente olvidamos) lo que es verdad de Dios. Para que recordemos corporativamente de Su fidelidad en todo y toda la habilidad que tiene para encargarse de todas las situaciones que estamos enfrentando en la actualidad.

Y luego, cuando nos mudamos a esa parte más íntima, al tiempo más lento en la adoración, ojalá y nuestros corazones estén listos para responder, no porque podemos hacerlo, sino porque nosotros no podemos pero Él puede. Reconocemos que somos totalmente inútiles al enfrentar situaciones y que lo malogramos peor, por tanto, lo necesitamos, necesitamos de su Espíritu y de su cercanía, necesitamos de su ayuda.

Y somos llenos de su poder porque nos hemos reunido con El Todopoderoso y se nos da una gran lección de humildad porque ahora sabemos que Él, de forma asombrosa, quiere morar en nosotros, ayudarnos y pelear por nosotros.

¿Qué situaciones estás enfrentando en la actualidad? ¿Por qué no tomas un momento para declarar quién es Dios? De pronto pones una canción de adoración, o escribes algo o decláralo en voz alta. Toma un momento para enfocarte en quién es Él. Cuan asombroso es Él.

Luego, entrega tus situaciones a Él y permítele hablarte en ellos hoy.

Alaben el nombre del Señor,

porque sólo su nombre es excelso;

su esplendor está por encima de la tierra y de los cielos.

Salmos 148:13

Esta es la parte 2 de una serie de 6 partes que hablan de reflexiones sobre adoración. Clic aquí para leer parte 1: Cuando alabar es… como cambiando pañales sucios. 

Subscríbete para recibir nuevas publicaciones por correo al cliquear aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Cuando alabar es…incómodo

Cuando alabar es…incómodo

Cuando alabar es… como cambiar pañales sucios

Cuando alabar es… como cambiar pañales sucios

0